Trastornos de la Personalidad

Los Rasgos de personalidad son patrones de formas de percibir, pensar y relacionarse con el entorno y con uno mismo, que permanecen estables en el tiempo.   Todos tenemos rasgos de personalidad que nos caracterizan.

En cambio se dice que una persona tiene un Trastorno de personalidad cuando estos rasgos son inflexibles y causan a la persona malestar porque le dificultan la adaptación al medio, le impiden tomar las decisiones adecuadas y en definitiva causan un sufrimiento a él/ella y su entorno. El trastorno de personalidad es una forma de ser, o mejor dicho una forma de estar en el mundo desadaptativa, que se inicia en la adolescencia y puede comportar problemas afectivos, sociales o laborales.

Se han definido diferentes tipos de trastorno de personalidad en función de los síntomas que predominen. Uno de los más diagnosticados es el trastorno límite de la personalidad.

En algunos casos los trastornos de personalidad mejoran a medida que la persona va madurando. En otros se requerirá un tratamiento especializado.

El tratamiento que ofrecemos en el Servicio de Atención Psicosocial de la Fundación Salud y Comunidad consiste en realizar un diagnóstico diferencial y una vez confirmado el diagnóstico atender a la persona con psicoterapia individual, familiar y grupal, mediante la cual enseñarle/a a conocer sus características de personalidad, evitar situaciones de riesgo, anticipar las crisis y en definitiva disminuir la intensidad de los síntomas realizando los cambios internos y externos necesarios. La intervención psicoeducativa con la familia es fundamental para que a su vez puedan conocer el trastorno y aprender a manejarlo.

En algunos casos el tratamiento psicoterapéutico puede ir acompañado de tratamiento psicofarmacológico. Se valora cada caso individualmente teniendo en cuenta la gravedad de los síntomas.

Con el abordaje bio-psico-social que ofrecemos desde el Servicio de Atención Psicosocial, motivación por parte del usuario/a e implicación por parte de la familia se conseguirá aumentar la estabilidad y autonomía personal.

Encontramos los siguientes  tipos de trastornos de personalidad:

  1. Trastorno paranoide, esquizoide o esquizotípico  de la personalidad. Este grupo de trastornos se caracteriza por un patrón de pensamiento obsesivo (por ej. sospecha), expresión alterada (por ej. lenguaje extraño) y relación escasa con  los demás (por ej. aislamiento).
  2. Trastorno antisocial, Trastorno Límite de la Personalidad (TLP), Trastorno Histriónico o Tratorno Narcisista de la Personalidad. Estos trastornos se caracterizan por una tendencia a saltarse las normas sociales (por ej. comportamiento criminal), comportamiento impulsivo, emotividad excesiva y grandiosidad. Presenta con frecuencia acting-out (exteriorización de sus rasgos), pudiendo estar relacionado con un comportamiento abusivo y arranques de rabia.
  3. Trastorno Evitativo, Dependiente u Obsesivo Compulsivo. Se suelen relacionar con tendencia a temores irracionales, incluyendo relaciones sociales, separación y necesidad de control.