Traumas y Fobias

FOBIAS

Una fobia es un problema psicológico que se caracteriza por un miedo intenso y desproporcionado ante objetos o situaciones concretas, como por ejemplo a los lugares cerrados (claustrofobia), a los espacios abiertos (agorafobia), o ante acontecimientos sociales como puede ser hablar en público o mantener el contacto visual con desconocidos.

La exposición a dichos estímulos provoca en la persona una intensa ansiedad, que puede derivar en crisis de angustia o ataques de pánico (taquicardia, sudoración de manos, dificultades para respirar, bloqueo y paralización…) y un gran sufrimiento en la persona que lo está viviendo.

Esta experiencia negativa queda grabada en la memoria de quien la sufre y su sistema de alarma ante situaciones similares futuras queda activado. El miedo a volver a pasarlo mal si se expone de nuevo a la misma situación o una similar, hace que la persona anticipe en negativo lo que puede volver a ocurrirle y tienda, como mecanismo de protección, a evitar el volver a vivirlo.

Este mecanismo de anticipación en negativo y de evitación, van alimentándose el uno al otro, llevando con el paso del tiempo a un mayor nivel de aislamiento (personal, familiar y social). Toda esta cadena suele venir acompañada de un fuerte sentimiento de vergüenza por sentirse incapaz de afrontar cosas habituales, sentirse débil, y hace que lo viva y lo sienta muy en solitario. Se incrementa de este modo el encierro en sí misma, el aislamiento y el sufrimiento.

Este miedo intenso y la reacción de evitación cada vez mayor, puede llegar a ser muy invalidante para la persona que lo sufre, llegando incluso a encerrarse en su casa por miedo a salir de casa y sufrir.

La ansiedad va adquiriendo cada vez más protagonismo, llegando incluso a aparecer antes de que la persona se encuentre con el objeto o la situación a la que tanto teme. Es lo que llamamos ansiedad anticipatoria, y se caracteriza por aparecer sólo por el hecho de imaginar que puede ocurrir.

Las fobias no son un problema extraño, los expertos calculan que tienen una incidencia de un 5% en la población mundial. Eso significa que una de cada 20 personas padecen fobias.

Si tienes alguna fobia no dudes en venir a consulta para que podamos ayudarte a solucionarla.

TRAUMAS

Un trauma es el efecto que deja una vivencia extremadamente dolorosa, que ha hecho sentir mucho miedo o incluso vergüenza.

Trauma, proviene del griego y significa herida. El trauma psicológico es una experiencia que quedó grabada en la memoria de la persona tras haber sufrido un episodio doloroso en el pasado.

Esta emoción aparece cuando la persona se expone a un suceso que supone una amenaza real o potencial de daño, físico y/o psicológico; y genera una respuesta emocional de miedo intenso y sentimiento de incapacidad de control.

Los síntomas que suelen acompañar al trauma psicológico son: taquicardia (aceleración de latidos del corazón), problemas de sueño, ansiedad, miedo, confusión, tensión, cansancio… llegando incluso al bloqueo y al aislamiento. Todo ello puede venir acompañado de un fuerte sentimiento de vergüenza por la persona que lo está sufriendo.

Hay personas que tras exponerse a situaciones que generan mucha ansiedad o mucho miedo, consiguen por sí solas o con ayuda de su ambiente más cercano hacerles frente y continuar viviendo de un modo saludable. Pero en muchas otras ocasiones, la huella dejada en su memoria y el impacto recibido ante un suceso traumático es mayor y necesitan ayuda profesional para poder enfrentarse a ello.

El miedo, la ansiedad, los pensamientos anticipatorios negativos y el sufrimiento han ido envolviendo sus vidas, dejándolas cada vez más solas, sintiéndose cada vez más incapaces y avergonzadas y sin apenas calidad de vida.

Poder pedir ayuda profesional en estas situaciones, permite poder ir flexibilizando el rígido sistema de creencias que se ha ido instaurando, ir enfrentando progresivamente estos miedos y reducir el nivel de ansiedad, e ir sintiéndose cada vez más capaz para retomar el estilo de vida que poco a poco fue quedando prisionero de la ansiedad, el miedo y el sufrimiento.