Terapia Familiar Sistémica

La terapia familiar sistémica es una disciplina terapéutica que pone su foco de intervención en los sistemas y subsistemas familiares y es útil para el tratamiento de un amplio abanico de problemas y trastornos.

Interviene sobre la interacción de la persona con su entorno, es decir, sobre los estilos y patrones relacionales del individuo.

Desde dicho enfoque, se define a la persona como la portadora del síntoma, cuyo origen está en cierta dinámica disfuncional que se da en la familia.

Cuando intervenimos en la familia, la terapeuta decide cuales son los miembros de ésta que participan en la terapia, para que la intervención permita producir cambios en las dinámicas e interacciones familiares que favorezcan el proceso de mejoría psico-emocional  de la persona identificada como paciente.

La terapia familiar es a su vez una herramienta muy útil para capacitar a la familia en la identificación y resolución de conflictos (conflictos de pareja, problemas entre padres e hijos, etc.).

El enfoque sistémico puede ser aplicado tanto en terapia individual, familiar como de pareja